Cobertura del diario L'Osservatore Romano

Dipingere iL Papa: Mercedes Fariña

Pinta al Papa: Mercedes Fariña

Ella vive a pocas cuadras de la que fuera la casa natal del Papa Francisco y lo retrató en varias pinturas; él, en respuesta, la ha invitado al Vaticano para que le obsequie una.

¿Cómo se puede definir el viaje de una persona común que, de un día para el otro, es invitada a una audiencia papal? "En persona, el Papa Francisco irradia una energía total, verlo sirve para notar su aura, su luz", ha descrpito Mercedes Fariña al periodista Hernán Firpo.

Fue una gran emoción el haber podido tener delante mío al protagonista de mis cuadros. Creo que es una persona con una potencia estremecedora y una paz total, auténtica. Sentí una verdadera comunión espiritual.

Yo no soy retratista. No acostumbro a hacer retratos por encargo. Pinto lo que me gusta. Siempre me ha gustado el Arte Sacro. Me fascina el discurso de las iconografías religiosas, en mi obra el tema místico es una constante, y el Papa salió de mi ciudad, de mi barrio.

El resultado son cuadros de "un realismo tal que invitan a hacerse la señal de la cruz frente al lienzo".